La Hiperhidrosis o sudoración excesiva de una parte del cuerpo es una enfermedad que la sufren millones de personas en el mundo. En el occidente, 1 de cada 25 personas la padecen y, en Asia, 1 de cada 5 personas, entre el 1% y el 3 % de una población sufre esta enfermedad, que es caracterizada por esa sudoración en una región del cuerpo, no controlada por el consciente, la cual lleva a una pérdida de confianza en sí mismos; además de ser una enfermedad personal, dado que existen varios tipos o modalidades.

Dos tercios de las glándulas sudoríparas en el hombre y la mujer están localizados en las manos. La sudoración es un fenómeno fisiológico de nuestro cuerpo destinado a mantener una temperatura corporal estable de 37ºC. Mediante la evaporación del sudor se consume el calor sobrante del cuerpo y, en una situación de calor excesivo, se permite la eliminación de calor y la consiguiente protección del cuerpo. Este mecanismo está regulado por el sistema nervioso autónomo y, más concretamente, el sistema simpático. Se habla de hiperhidrosis cuando la regulación de este mecanismo se altera y produce una sudoración excesiva en alguna parte del cuerpo. La manifestación más común de la hiperhidrosis es llamada "Hiperhidrosis Palmar". Sin embargo, la hiperhidrosis también puede afectar a otras zonas del cuerpo humano, como las axilas, los pies, el tronco y los muslos. Alrededor del 1% al 3% de la población sufre de hiperhidrosis. La hiperhidrosis se divide en primaria y secundaria, según sus causas. Se llama primaria cuando estamos ante un fenómeno idiopático (cuyas causas no se conocen). Esta es la forma más común. Por lo general comienza en la adolescencia. La ansiedad puede ser un factor desencadenante del tipo de hiperhidrosis, pero, a menudo, se instaura un circulo vicioso: la sudoración crea ansiedad y, a su vez, la ansiedad crea más sudoración. La hiperhidrosis crea inhibición social, dado que las camisetas o camisas presentan grandes manchas de sudor en las axilas. Se habla de hiperhidrosis secundaria cuando ésta es una manifestación de otro proceso patológico, como hipertiroidismo, terapia hormonal o disfunción hormonal (menopausia, enfermedades psiquiátricas).

Es un padecimiento muy invalidante para la vida del paciente y, a la vez, poco conocida hasta para los mismos facultativos o especialistas en la piel, lo que hace que estos pacientes se sientan totalmente desasistidos y con grandes traumas psicológicos, ya que es un círculo vicioso que nadie termina. Se sienten simplemente excluidos de la sociedad y no saben qué hacer, por lo que intentan con varios tratamientos los cuales tienen resultados momentáneos y muy pocos efectivos. Hay pérdida de la confianza en si mismos; generalmente no dan la mano, lo cual afecta la interrelación del individuo con las personas que lo rodean, debido al miedo de que lo sientan húmedo.

La sudoración puede ocurrir en cualquier momento, aun en lugares fríos y momentos de tranquilidad. No pueden dejar de sudar aunque lo quieran y no lo controlan. Ya los bebés recién nacidos que tienen el síndrome tienen las manos o los pies húmedos. Estos pacientes son muy poco comprendidos, dado que, hasta gran parte de sus médicos, desconocen esta patología y desestiman al paciente y, simplemente, andan por el mundo radicalmente solos, tienen aislamiento social, familiar, laboral y, muchas veces, afectivo; hasta miedo y fobia de que sepan que tiene hiperhidrosis.


Es el paciente que siempre anda cerca de su pañito para secarse el sudor, la mano, o, aquellas personas que tienen siempre sudadas las axilas, manchadas las camisas con sudor. Afecta a mujeres y a hombres sin importar raza o edad, aunque ciertos grupos étnicos lo padecen más que otros. Sudan a pesar de la temperatura del medio ambiente, en momentos de completa tranquilidad y si están sometidos a stress sudan mucho más. La sudoración es profusa, notable e invalidante.


Como dijimos es una enfermedad muy poco conocida hasta por los mismos médicos y especialistas, además de ser muy mal manejada, hasta de forma empírica, con cualquier cantidad de soluciones poco científicas y no es causada por neurosis, ni es una enfermedad endocrinológica y, menos aún, una enfermedad dermatológica. Es una enfermedad neurológica y, como tal, debe tratarse.

Como información adicional sabemos que el cuerpo humano posee dos tipos diferentes de sistema nervioso, el somático y el autónomo. El sistema nervioso somático o voluntario es el que nos da la sensación de calor, posición, presión , control de los músculos que se mueven para adoptar las diferentes posiciones que deseamos. El sistema nerviosos autónomo o involuntario regula muchas de nuestras funciones, sin control de la conciencia, como son el ritmo cardiaco y el sudor, que es importante para la regulación de la temperatura. Los pacientes con Hiperhidrosis están impedidos de realizar actividades corrientes y las crisis pueden estar precipitadas por el stress, emociones , ejercicios pero también pueden ocurrir de forma espontánea.

Del año 1926 al 1935 fueron publicados los primeros trabajos clínicos de la Simpatectomia , con indicaciones para desórdenes vasomotoras, de los miembros superiores e hiperhidrosis. A partir del año 1992 con la divulgación de las técnicas de video-cirugía, anestésicas y nuevo instrumental quirúrgico, se desarrollo la Cirugía de Acceso Mínimo , con mayor presicion , gran visibilidad , alta aceptación cosmética y bajo índice de complicaciones.